Contendientes rompen mala racha y ganan beneficio tecnológico09-06-2019

 

Los Contendientes rompieron una mala racha de más de una semana sin ganar y se alzaron con la victoria en un emocionante y reñido duelo en el circuito de altura sobre los contenedores que se fue a desempate por relevos.

El equipo azul al fin logró sacar toda su frustración y ganó la primera batalla de la temporada por un beneficio tecnológico, que en esta ocasión el premio mayor fue una bocina bluetooth.

Denisse Novoa, como ya nos tiene acostumbrados, fue la gran protagonista de la batalla, pero a diferencia de los días anteriores, el trabajo complementario lo hicieron los hombres de su equipo.

 

Quien destacó esta vez no fue Kelvin Rentería, quien de modo sorprendente no logró anotar ni un solo punto en sus dos pasadas, sino quien levantó la mano fue el ingeniero Jay Flores, quien logró dos muy buenos puntos.

Junto con Jay, Javier Luceroy Octavio "Tavo" Gonzálezpusieron su granito de arena, y así, por primera vez en varios días se puedo ver un verdadero trabajo en equipo por parte de los azules.

Esta victoria, más allá del beneficio, fue un momento para que los Contendientes liberaran toda la frustración acumulada, pues los azules llevaban días entrenando duro y buscando retomar la senda del triunfo.

 

Todo parecía ser lo mismo

El juego comenzó sin ninguna sorpresa, pues Mack Roesch, Shaila Pérez y "El Venado" Medina derrotaron en los primeros duelos a Kelvin, Jasmín Ibarra y a Tavo González. Famosos 3-0 Contendientes.

Todo parecía indicar que la historia se repetiría y el equipo rojo le propinaría una paliza a los alicaídos azules para que aumentara la tensión y la frustración de los actuales habitantes de La Cabaña.

Sin embargo, "La Pantera" Novoa dio el primer golpe al derrotar a Norma Palafox, quien venía de una muy buena racha de victorias en los días anteriores.

 

¿El deber o el placer? La liberación de Jay Flores

Pero el punto de inflexión que provocó un cambio de actitud en los Contendientes fue la victoria de Jay Flores, el "Corazón de Oro".

El ingeniero de origen puertorriqueño logró derrotar a José Gumbs con mucha garra y, sobre todo, divirtiéndose y disfrutando el circuito, cosa que no se había observado de Jay hasta ahora.

El ingeniero se había mostrado muy tenso desde el día uno de competencia, él mismo mencionaba que él llegó ahí para ser un ejemplo, pero esa carga del deber lo estaba ahogando.

Después de ganar su primer punto de la jornada, "Corazón de Oro" habló con Jessica Cediel y le dijo que esta vez se enfocó en disfrutar el circuito enfocándose en el instante. Le funcionó.

El segundo punto que logró Jay también fue muy significativo, pues le ganó a "El Venado" Medina y esa victoria significó el empate entre los equipos a seis puntos. Los azules por fin habían alcanzado a los rojos.

 

El impulso y el emocionante cierre

Ese impulso anímico motivó a más al equipo y tanto Gabriela del Mar como Javier Lucero de inmediato hicieron dos puntos más. Por primera vez en más de siete días los Contendientes tenían una ventaja de dos puntos.

Con el marcador 6-8 a favor de los azules, vino un toma y dame, primero con un golpe de autoridad de Mack, pero con la inmediata respuesta de La Pantera celeste. Los Contendientes quedaban a un punto de la anhelada victoria.

No obstante, un enfocadísimo José Carlos Herrera y la aguerrida Nicole Regnier igualaron el marcador a nueve puntos. Todo se tendría que resolver en un duelo de relevos.

Por los rojos, el poderosísimo Mack y la ágil y veloz Shaila Pérez se enfrentaron a Tavo y Denisse. Una vez más, parecía que la ilusión de una victoria azul se esfumaba, pues la pareja contrincante es muy rápida.

 

El pronóstico en la pista se cumplió, El Rey de los Obstáculos dejó muy atrás a Tavo, y Sahila salió con una muy buena ventaja sobre La Pantera, quien aceleró y llegó a la puntería con menos desventaja de la que parecía tener al inicio.

Durante sus tres pasadas victoriosas, Novoa tuvo tiros prácticamente perfectos en la puntería, hecho que se repitió en este duelo de relevos.

Caballo que alcanza, gana, y así ocurrió. Denisse embocó las cinco pelotas necesarias con una rapidez impresionante y soltó el grito de victoria al cielo, y con ese alarido liberarse ella y su equipo de días frustrantes.